Vitamina C

Antiviral, antitumoral, y mucho más.

La vitamina C es fundamental para nuestra salud y muchos son los estudios que demuestran su capacidad antiviral y antitumoral, a demás de muchos otros beneficios para nuestra salud al consumirla diariamente en las dosis recomendadas  (en adultos 65 a 90 mg x dia).

  • Protege contra las infecciones (mata bacterias, virus, etc.)
  • Fortalece los mecanismos inmunitarios, especialmente apoya a los glóbulos blancos, a los anticuerpos.
  • Combate eficazmente la gripe, las alergias, el asma, la bronquitis y demás problemas respiratorios.
  • Ayuda a neutralizar y a eliminar todo tipo de toxinas acumuladas en el organismo.
  • Es fundamental para resistir el estrés, pues es el nutriente principal para las glándulas suprarrenales.
  • Ayuda a los diabéticos a controlar los niveles de azúcar en la sangre y a proteger las arterias del daño provocado por la elevación de los niveles de azúcar.
  • Protege de múltiples formas la salud cardiovascular:
    • Controla la presión arterial.
    • Eleva el colesterol “bueno” (HDL).
    • Reduce el colesterol “malo” y el Lp (a) otro lípido “nocivo”.
    • Limpia las arterias de depósitos grasos.
    • Fortalece y flexibiliza las paredes de los vasos capilares.
    • Reduce el riesgo de sufrir espasmos vasculares que pueden generar infartos.
  • Nutriente que aumenta los niveles del glutatión, nuestro antioxidante maestro, que regenera la vitamina E y estimula diversas enzimas destructoras de radicales libres.
  • Protege las encías contra la inflamación.
  • Un antioxidante a nivel ocular, previene de la formación de cataratas y disminuye la presión intraocular en el glaucoma.
  • Ayuda a eliminar el ácido úrico.
  • Ayuda a la formación del colágeno, un tejido importante a nivel de todo el cuerpo. Por ser un buen antioxidante y formar colágeno la vitamina C combate las arrugas.
  • Acelera la cicatrización.
  • Previene la formación de sustancias cancerígenas.
  • Retarda el desarrollo de tumores e incluso es útil y eficaz para el tratamiento del cáncer.

Los fumadores desgastan rápidamente la vitamina C, de modo que un fumador debería consumir el triple o más de vitamina C de lo que una persona no fumadora. Mejor. No FUMES!

Los altos niveles de estrés y elevada exposición a tóxicos medioambientales agota más rápido nuestras reservas de vitamina C.

Un antiviral natural,

En la Universidad de Florida se llevó a cabo un estudio con voluntarios que fueron infectados con el virus de la rubéola inoculado por la nariz. El 50% de estos voluntarios eliminó totalmente de su dieta el consumo de cítricos y de complementos, y el otro 50% consumió 1 litro de jugo de naranja al día (equivalente aproximadamente a 300 mg. de vitamina C).

La diferencia entre ambos grupos fue notoria: aquellos que consumieron el jugo de naranja presentaron menos síntomas en el sistema respiratorio y produjeron más rápidamente los anticuerpos contra el virus. El equipo de científicos que realizó el estudio atribuyó este efecto al aporte de vitamina C y de compuestos antivirales desconocidos (Carper, 1994).

¿Cuáles serían los resultados frente al COVID-19?