• 19NOV
    El ejercicio te aleja de la Diabetes Tipo 2

    El ejercicio te aleja de la Diabetes Tipo 2

     

    La diabetes mellitus tipo 2 (DM2) es una enfermedad crónica que requiere de un tratamiento a largo plazo que tenga por objetivos: controlar los niveles de glucosa en sangre, disminuir la progresión de la enfermedad y prevenir las posibles complicaciones. Las personas con diabetes tienen un riesgo 2-3 veces mayor que las que no la padecen, de sufrir enfermedades cardiovasculares (enfermedad coronaria y/o accidente cerebrovascular isquémico, enfermedad arterial periférica), neuropatías, retinopatía diabética e insuficiencia renal.

    El ejercicio es una herramienta bien establecida para prevenir y combatir la diabetes tipo 2,  ya que mejora la salud metabólica de todo el cuerpo (Kristin I. Stanford 2014).

    ¿Cuál es el mejor ejercicio para prevenir o tratar la Diabetes tipo 2?

     

    El ejercicio aeróbico es tradicionalmente el ejercicio más utilizado y estudiado, ya que en él participan grandes grupos musculares (caminar a paso ligero, montar en bicicleta, nadar y trotar). Sin embargo, el 80% de las personas con diabetes tipo 2 tienen sobrepeso u obesidad, y muchas tienen problemas de movilidad, neuropatía periférica, discapacidad visual o enfermedad cardiovascular. Para estos pacientes, puede ser imposible alcanzar el volumen y la intensidad requeridos del ejercicio aeróbico, por lo que la utilización de otro tipo de ejercicio como el entrenamiento de la fuerza, puede ser más factible. El entrenamiento  de fuerza ha recibido una atención creciente en la última década convirtiéndose, gracias al papel del músculo dentro de la regulación de los valores de glucosa en sangre,  en una modalidad de ejercicio muy recomendable para las personas con diabetes tipo 2 .

    Por lo tanto, las adaptaciones que provoca el ejercicio, cumplen con los objetivos propuestos en la prevención y tratamiento de la diabetes tipo 2 (aumenta la captación de glucosa en el músculo esquelético, y mejora la  salud cardiovascular y respiratoria).

    En resumen, usar uno u otro tipo de ejercicio para puede ser lo de menos en la prevención y tratamiento de la diabetes tipo 2, lo más importante es el mantenernos activos de forma segura y eficiente (Zuyao Yang et al, 2014).

    Por eso, desde Illes CW le invitamos a abandonar el sedentarismo y ponemos a su disposición nuestras instalaciones.

     

    Bibliografía

    Zuyao Yang, Catherine A. Scott, Chen Mao, Jinling Tang, Andrew J. Farmer. Resistance Exercise Versus Aerobic Exercise for Type 2 Diabetes: A Systematic Review and Meta-Analysis. Sports Med (2014) 44:487–499 DOI 10.1007/s40279-013-0128-8

    Kristin I. Stanford and Laurie J. Goodyear, 2014. Exercise and type 2 diabetes: molecular mechanisms regulating glucose uptake in skeletal muscle. Adv Physiol Educ. 2014 Dec; 38(4): 308–314.

     

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra.

ACEPTAR
Aviso de cookies